La importancia de los locales comerciales en los edificios

Hoy en día, las personas quieren optimizar al máximo los espacios y reducir los tiempos de traslado, por lo que poder vivir, trabajar y acceder a servicios comerciales en un solo lugar se vuelve muy relevante.
En este contexto, las placas comerciales son equipamientos de gran valoración. En términos de rentabilidad, incrementa la plusvalía del inmueble y del sector en forma sostenible. También hay un mejor aprovechamiento del suelo y es más sustentable al promover ciudades más diversas, donde no tengas que trasladarte largas distancias para poder comprar lo que necesitas. Además, ayuda a potenciar la vida de barrio, donde toda la comunidad compra en el local de abajo del edificio, o en el del edificio de al lado.
Es por esto que la mayoría de nuestros proyectos tienen placa comercial. Parte de la visión de Norte Verde es promover una ciudad más diversa en sus usos, lo que mejora la calidad de vida de las personas y es un mejor aprovechamiento del suelo para que las ciudades dejen de crecer en extensión.

 

Edificios con zonas para mascotas

Las mascotas son parte fundamental de la vida de las personas. Son un integrante más en las familias, por lo que incorporarlas en el diseño de espacios comunes de los edificios se hace totalmente necesario.

 

Por eso, en Norte Verde los espacios comunes están pensados para compartir con las mascotas, y desde hace un buen tiempo estamos diseñando espacios especialmente para ellas.

 

Esto es lo que hizo el laboratorio de Arquitectura, por ejemplo, con las zonas de lavados para mascotas. Sin necesidad de salir del edificio, los habitantes de algunos de nuestros proyectos podrán bañar a su mascotas en estos espacios especialmente diseñados para ello, que cuenta con suelo diferenciado, resistencia para agua tibia, basurero con dispensador de bolsa, bebedero y asiento de espera.

En la ciudad y la naturaleza, el desorden es positivo

La entropía urbana es diversidad, un desorden positivo que genera mayores oportunidades. Donde hay diversidad, hay más posibilidades de encontrar lo que estamos buscando.

Por ejemplo, en un barrio puramente residencial, será necesario moverse, salir del sector para poder comprar, estudiar, ir al doctor o lo que sea que necesitemos. Un barrio desordenado, en cambio, es uno donde convive lo residencial con el comercio y servicios.

Esto es a lo que debe apuntar la ciudad para ser más sustentable. De esta forma, disminuye la huella de carbono al promover menos recorridos en automóvil o transporte público, y mejora la calidad de vida de las personas, quienes tendrán todo, idealmente, a solo 15 minutos caminando o en bicicleta. Esta es la famosa “ciudad en 15 minutos”, tendencia mundial que usa la entropía urbana como base para llevarla a cabo.

Francisco Bascuñán Walker, Director Ejecutivo y Arquitecto de Norte Verde, dio una entrevista a Radio Pauta en la que habló de los beneficios que tiene la entropía urbana.

Para ver la entrevista completa, pueden hacer click en el siguiente link: https://www.pauta.cl/ciudad/ciudad-entropia-naturaleza-francisco-bascunan

Postventa online

Debido a la pandemia, muchos servicios y situaciones que se realizaban de manera presencial, hoy han mutado para poder realizarse a distancia. El servicio de postventa no se queda atrás.

En Norte Verde, nuestras solicitudes de postventa son online desde antes de la pandemia, pero hoy incorporamos, además, visitas telemáticas, en las cuales los propietarios envían imágenes o videos de la situación a resolver y, si quedan dudas, se agenda una videollamada. Esto ya que generalmente la primera visita es para validar el requerimiento y ver pasos a seguir, y esto se puede hacer perfectamente a distancia. En caso de que sea necesario una segunda visita, esta es presencial y se siguen los siguientes pasos para resolver la problemática en terreno.

El servicio de posventa tiene dos grandes aspectos: la de comunicación con los clientes, (recepción de solicitudes, acuerdos, coordinaciones y cierre de las solicitudes) que sin duda alguna deben estar e ir en vías de utilizar la tecnología digital, páginas web, apps y otros; con ello se ganará tiempo, trazabilidad y mejor registro de la información; y la otra es la de las soluciones o reparaciones mismas de las posventas, que obviamente no se pueden digitalizar, pero que, con los protocolos sanitarios que se han incorporado en los últimos meses, creemos que sin duda tendrán un cambio en la forma de realizarse, con protocolos que permanecerán aún cuando no estemos en pandemia.

Rescatamos mural de Venus

La preservación del arte e identidad de barrio nos mueve en Norte Verde, es por esto que apoyamos una gran iniciativa de preservación, diseño y creación artística de la mano de los artistas urbanos Grin (Víctor de la Fuente) y Pixel Art (Jorge Campos), ambos de destacada trayectoria en Chile y a nivel internacional.

El desafío que asumieron fue rescatar el mural de mosaico de Venus, que iba a ser destruido por la demolición del edificio donde estaba inserto, en las calles Curicó con Fray Camilo. Hacerlo fue toda una odisea, ya que tuvieron que desarmarlo para poder sacarlo del muro donde estaba. Una vez en el taller, realizaron un trabajo exhaustivo para armarlo nuevamente, y luego lo trasladaron a su nuevo hogar, la fachada de nuestro “Edificio Céntrico”, donde, una vez montado, afinaron detalles e intervinieron su fondo con “una reinterpretación de los bajos relieves que se solían hacer en la arquitectura clásica, pero de forma más moderna. La idea era darle un espacio de tridimensionalidad, que se mezcle con la perspectiva del edificio”, comenta Grin.

“Al principio pensé que la Venus se iba a perder, pero gracias a esta iniciativa pudimos rescatarlo y ahora el mural destaca por una gran ubicación y visibilidad. Es difícil que las inmobiliarias en general le den valor al arte y Norte Verde fue la excepción, tuvimos muy buena recepción y eso es gratificante y se valora”, señala Pixel Art, quien expone constantemente en Paris y en Chile ha realizado varias obras, como en el Jardín Mallinkrodt y Patio Bellavista.

Una gran colaboración entre 2 grandes artistas del arte urbano de Santiago y el mundo.

Navidad con Sentido 2020

Este año ha sido, sin duda, un año complejo para muchísimas personas. Es por esto que, al igual que el año pasado, decidimos dejar de lado el amigo secreto y celebrar la navidad entregando ayuda a una organización. Son muchos los sectores que hoy necesitan apoyo, pero finalmente decidimos continuar con la ayuda a una de las áreas más golpeadas: el sistema de salud público, específicamente la unidad de pediatría del Hospital Roberto del Río.

En este hospital, ubicado en el barrio norte de Santiago, hay niños y adolescentes de alta complejidad médica. Varios de ellos viven ahí durante meses e incluso años, ya sea porque sus padres los abandonaron o porque requieren cuidados que sus familias no pueden darles al no tener las condiciones mínimas para poder llevárselos de vuelta a sus casas. Y la unidad funciona con un presupuesto acotado, que no siempre les permite cubrir todas sus necesidades.

Sus condiciones son difíciles y su estado anímico decae constantemente, en especial en estas fechas tan especiales.

El año pasado, alegramos a estos niños con todos los regalos que recaudamos, y los ayudamos enormemente gracias a la donación que hicimos como organización de un horno especial para moldear prótesis, el cual le permitió a más de 250 niños y adolescentes continuar con sus tratamientos durante 2020.

Este año, pedimos a todos los miembros de nuestro equipo donaciones económicas, con lo cual reunimos una gran cantidad de dinero. Norte Verde como organización, en tanto, donó la misma cantidad que recaudamos como equipo, duplicando el monto de nuestra donación.

Con esto, logramos donar:

 

  • 38 regalos para niñas y niños de entre 0 y 18 años

 

Material terapia ocupacional/trabajo social

  • 26 block
  • 25 libros didácticos
  • 4 cuentos graficados para niños de 2, 3, 4 y 5 años
  • 12 pack lápices de colores
  • 5 pack lápices grafito
  • 10 pack plasticinas
  • 16 pack marcadores de colores
  • 10 pack témpera
  • 4 cubos didácticos para niños de 1 año

 

Material psicología

  • Test de apercepción temática infantil con figuras animales CAT-A, test proyectivo que se usa para evaluación de daño emocional, relaciones interpersonales y conflictos internos
  • Juegos terapéuticos:
    – Tarjetas Conectados par desarrollar habilidades sociales y empatía
    – Bingo explosivo para desarrollar manejo del enojo y agresividad
    – Mis grandes ideas, para abordar ideas, sentimientos y emociones

 

Material terapia ocupacional

  • 11 órtesis de distintos tamaños para utilizar en el hornito que donamos el año pasado, con lo cual al menos 200 niños podrán continuar sus tratamientos.

Material fonoaudiología

  • 15 Chupetes especiales
  • 5 Chupetes silicona Peristáltico “S”, para pacientes con dificultades para succión/deglución
  • 15 tapas cubre chupetes
  • 15 mamaderas vidrio de uso clínico

 

Estamos muy felices de haber podido nuevamente ayudar a la Unidad de Pediatría del Hospital Roberto del Río y a todos sus pacientes.

¡Gracias a todas y todos por su apoyo!

 

¡Ganamos los PAU!

Tras dos nominaciones en años anteriores, este año ganamos los premios PAU. Nuestro icónico proyecto Ñuñoa Vida fue reconocido como el Mejor Proyecto Inmobiliario de Densificación Equilibrada. Este Premio al Aporte Urbano -distinción entregada por el Minvu, la Cámara Chilena de la Construcción, el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano, la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios, el Colegio de Arquitectos y la Asociación de Oficinas de Arquitectos de Chile- reconoció a Vida en la categoría de Densificación Equilibrada que evalúa cinco pilares:

  • Que sea parte de un proceso planificado y no un proyecto individual
  • Que favorezca la integración social y urbana
  • Que el proyecto respete la escala de barrio y que considere la participación ciudadana en los diseños y en la implementación del proyecto
  • Que sea eficiente: que tenga sentido de densificar según la existencia de bienes y servicios públicos
  • Que el proyecto tenga un equilibrio entre sustentabilidad económica, social y medioambiental

Entre los atributos que destacaron del proyecto estuvieron principalmente la entrega de una plaza pública al barrio y que le dimos nueva vida a este sector de la ciudad que estaba infrautilizado. Fuimos la primera inmobiliaria en poner el ojo en esta zona de Ñuñoa, que era industrial y estaba un poco abandonada. Después de nosotros, varias inmobiliarias han desarrollado proyectos en el sector, transformándose en un nuevo polo urbano de la ciudad: Nueva Ñuñoa.

Además, Vida es el primer proyecto residencial en el que sus dos torres habitacionales están unidas por un puente de doble altura en el que se encuentran las áreas comunes, con vista panorámica a la ciudad.

Ciudades del futuro

Hoy en día, un 55% de los humanos vivimos en ciudades, pero, según la Organización de las Naciones Unidas, en 2050 ese número aumentará a un 68%. Esto significa que en 30 años tendremos que construir nuevo espacio urbano para alrededor de 2500 millones de personas. Nunca en la historia de la humanidad hemos tenido que construir tanta ciudad. Si a esto le sumamos que las ciudades sólo ocupan el 2% de la superficie terrestre, el resultado será una evidente concentración de personas en torno a estos desarrollos.

Todo indica que este crecimiento y concentración de ciudades se realizará en altura más que en extensión. No solo porque las ciudades que crecen en extensión son poco ecológicas, al  usar territorios que no son necesarios, sino que obligan a sus habitantes a tener que recorrer grandes distancias para ir de un lugar a otro. Todo esto hace que aumente la huella de carbono del planeta, tema clave a considerar en el desarrollo de la humanidad.

Es por esto que se hace necesario dejar de lado el pensamiento del crecimiento de ciudades por extensión y re pensarlas como barrios verticales. Es clave incorporar conceptos nuevos en las políticas públicas donde se incorporen urbanizaciones más inclusivas y sobre todo planes de desarrollo comunales que fomenten la diversidad de usos permitidos, donde puedan interactuar oficinas, viviendas, comercio, educación y áreas verdes en un mismo sector.  De ahora en adelante, los proyectos  debiesen fomentar el  uso mixto, de esta forma densificamos conscientemente y los ciudadanos no se ven obligados a desplazarse  grandes distancias para abastecerse o trabajar.

Adicionalmente, los edificios debiesen incorporar espacios de uso común que tengan verdadera utilidad, como zonas cowork o salones gourmet. También es importante considerar que un edificio representa un vecindario, la primera escala de la jerarquía urbana, con grupos de viviendas de hasta 500 unidades. Según la Organización Mundial de la Salud, un vecindario debe incluir por lo menos 1 m2 de área verde por habitante, y eso es a lo que debemos aspirar en los edificios.

Es fundamental que las autoridades, junto a las inmobiliarias, constructoras y sociedad civil, nos hagamos responsables de esto y busquemos en conjunto una planificación consciente de cómo queremos que sean las ciudades del futuro. Y en este debate, los barrios verticales, espacios de uso común sustentables y áreas verdes deben ser protagonistas.

 

Roberto Bascuñán W.
Gerente General Inmobiliaria Norte Verde

¿Es un buen momento para comprar una vivienda?

A pesar del complejo momento económico que estamos viviendo, tanto a nivel país como en todo el mundo, el rubro inmobiliario se ha mantenido muy activo. Según las proyecciones que tiene el mercado, se vislumbra un incremento sustancial de demanda para los próximos años y una escasez de terrenos.

Sumado a esto, los mayores costos de construcción y aumento del valor del suelo, debido en parte a la nueva Ley de Aporte al Espacio Público que entrará en vigencia en los próximos meses, permiten proyectar que los precios seguirán subiendo, pudiendo llegar hasta un 10% más.

En la situación actual, existen grandes incentivos para comprar vivienda en muchas inmobiliarias, como flexibilidad de pagos, meses de gracia y arriendo asegurado. Por eso, a diferencia de lo que se podría pensar, en escenarios desfavorables como el que estamos viviendo, invertir en propiedades es una muy buena alternativa para obtener rentabilidad segura en el tiempo, especialmente si se aprovechan las tasas actuales. Esto ya que el bien raíz es un activo que a largo plazo no se devalúa, sino que va aumentando su valor en el tiempo.

 

El mito de la guerra de precios

La pandemia ha golpeado fuerte al sector inmobiliario, tanto por la paralización de las obras como por la postergación de decisión de compra por parte de muchas personas que estaban en búsqueda de una vivienda y han debido concentrarse en otras prioridades. Este contexto desfavorable para la industria se amplía si sumamos la crisis social de octubre, que trajo gran incertidumbre en materia económica y social, dibujando un panorama al parecer propicio, según algunas teorías, para una inevitable baja en los valores de departamentos. Se habla incluso de “guerra de precios”, lo que hay que mirar con mucha cautela para no generar falsas expectativas.

 

Si concentramos el análisis en Santiago Centro, con datos precisos de la prestigiada encuesta GFK, nos encontramos con que en el tercer trimestre de 2019 hubo 1121 unidades vendidas a 71,2 UF/m2, con una oferta de 4931 unidades. En cambio, en el primer trimestre de 2020, encontramos una venta de 409 unidades, una disminución de un 64%; y una oferta de 6549 unidades, lo cual equivale a un aumento del 33%;  y un valor de venta promedio de 73,9 UF/m2, aumento del 3,8%. ¿Cómo puede existir esta incongruencia de tener más stock, menos ventas y que el precio suba?  La respuesta es clara: por mucho que exista un momentáneo sobre stock, en situaciones normales no toma más de 15 meses para agotarlo, por lo cual no han existido grandes descuentos de departamentos en el centro. Realizamos un estudio a los 75 proyectos existentes en esa comuna y en ninguno de ellos encontramos importantes rebajas, solo apoyo para mejorar las condiciones del pie, ayudar en posibles vacancias, seguros de desempleo, etcétera.

 

La ONU asegura que en 30 años tendremos que construir nuevo espacio urbano para alrededor de 2.500 millones de personas en el mundo. Hoy, un 55% de la población mundial vive en ciudades, y para 2050 ese número aumentará a un 68%. Con estas proyecciones, no cabe duda de que la demanda por viviendas seguirá aumentando, lo cual, sumado a las normativas que han elevado el precio del suelo y el precio de la construcción, implica que los precios seguirán subiendo. Solo como ejemplo, el próximo 17 de noviembre entrará en vigencia la Ley de Aporte al Espacio Público, que puede llegar a aumentar hasta en un 44% el valor del suelo, lo que podría subir en más de un 10% los precios actuales. Este efecto es bastante mayor al impacto que tuvo el IVA en su momento.

 

Con todo esto en consideración, creo que es muy importante dejar de dar falsas expectativas con el mito de una guerra de precios. Las proyecciones de demanda futura e interés de muchos inversionistas por comprar departamentos, sumado a las tasas actuales y a las próximas normativas que empiezan a regir este año, han hecho que los precios en Santiago centro suban a pesar de que las ventas hayan bajado.

 

Es por esto que hoy en día, si la situación financiera personal lo permite, la mejor inversión sigue siendo en propiedades, ya que los bienes raíces otorgan plusvalía y rentabilidad segura en el tiempo.

 

Roberto Bascuñán W.

Gerente General Inmobiliaria Norte Verde