Sobre la “ley arbolito”

La “ley arbolito” que propuso el gobierno hace un año y que podría llegar al Congreso dentro de los próximos días impulsará planes comunales de arborización.
 

Para comenzar, se realizaría un catastro de árboles en los espacios públicos para identificarlos y conocer su estado. Además, se crearía un Consejo Consultivo de Arbolado permanente que jugará un rol clave al momento de redactar los reglamentos de la ley y que velará por el cumplimiento de la norma.

 

Con todo esto, mediante una ordenanza, los municipios tendrán un plan de arborización y sufrirán sanciones si no lo cumplen. Cada municipio se encargará de llevarlo a cabo según sus necesidades, recursos y características propias.

 

Esto tiene mucho sentido al considerar el clima de cada zona, pero tomando en cuenta los recursos, podría generar grandes diferencias entre los municipios. Es por esto que los alcaldes piden que la ley incluya financiamiento, ya que, de lo contrario, dentro de una misma ciudad se generará una segmentación según recursos: las comunas con más ingresos serán más verdes que las con menos ingresos.

 

En Norte Verde creemos que este proyecto de ley está muy alineado con las necesidades que tiene el país y el mundo hoy en día, pero hay que tener mucho cuidado a la hora de definir todos sus reglamentos, para que su aplicación genere beneficios para todos por igual.

Un compañero de vida: nuestro compromiso con las mascotas

El cambio a la ley de Copropiedad Inmobilaria, impulsada por el Ministerio de Vivienda, vendría a impedir que los condominios prohiban la tenencia de mascotas en los departamentos.

Esta medida tiene detractores y algunos adherentes. Sin embargo, el ministro de Vivienda, Cristián Monckeberg, resaltó en que hay una equivocación respecto a la modificación.

 

“No se va a poder prohibir por reglamento tener una mascota en un edificio o en un condominio. Lo que sí se va a poder hacer es que, en el espacio público, se va a poder reglamentar el uso de ese espacio, para que convivan como corresponde los vecinos, copropietarios, con sus mascotas”, manifestó la autoridad.

 

En Norte Verde siempre hemos impulsado una “vida en común con animales y las áreas verdes”. Por eso, en los edificios de Rondizzoni y Brasil existen baños para mascotas; un compromiso para las personas que ven a sus compañeros como alguien más de su familia.

 

Pase lo que pase, sin sobrepasar ningún marco legal, en Norte Verde ya existe la instancia de discusión sobre la tenencia responsable de mascotas en nuestros edificios y estamos constantemente buscando ampliar nuestras iniciativas en este tema.

Nuevas normativas y precio de las viviendas

Durante estos días se está discutiendo el reglamento para la Ley de Aportes al Espacio Público, cuyo objetivo es lograr mitigaciones sobre la base de que todos los proyectos inmobiliarios generan externalidades en su entorno. Los aportes se basarán en la densidad y destino del proyecto y serán entregados a la comuna donde se emplazarán. Si bien es una normativa enfocada en mejorar los espacios públicos, aún no se ha definido cómo ni de qué forma se invertirán estos recursos.

 

Existe otra nueva norma creada para mejorar las condiciones de las personas: la Ley de Ductos, que obliga a las inmobiliarias a encargarse de todo el cableado para los servicios telecomunicacionales. Esta normativa tiene dos grandes ventajas: por una parte, no habrá contrato de exclusividad con una empresa determinada y, por otra, todo el edificio estará conectado. Sin embargo, esto también aumenta el costo de construcción en forma importante y el costo de mantención de los edificios, que ahora quedarán a cargo de las comunidades y no de las empresas que daban este servicio.

 

Ambas iniciativas han producido un impacto relevante en los costos de construcción. Si bien el reglamento de aporte al espacio público aún no se ha aprobado, puede llegar a afectar el precio final de un departamento en un 8% del valor de venta. Por otro lado, la nueva ley de ductos, que está en vigencia, está impactando un 2,1%, por lo que sólo producto de estas iniciativas un departamento que hace un par de meses valía UF 2.000 ahora lo encontraremos en 2.200, un 10% más alto.

 

Ante esta realidad, me parece de suma importancia que al momento de crear una de estas iniciativas se regule correctamente y se evalúe todas las posibles implicancias que tendrán, ya que, aunque el objetivo final es mejorar la calidad de vida de todos los chilenos, tienen un impacto en los precios de las viviendas, que siguen subiendo día a día y no parecen estar ni cerca de estabilizarse con la creatividad de las nuevas leyes.6

 

Roberto Bascuñán W.
Gerente General Inmobiliaria Norte Verde