Espacios comunes en altura

 
Todo aquel que haya subido un cerro ha tenido el placer de poder admirar la ciudad desde la altura. Eso mismo es lo que ocurre en los edificios, y se potencia aún más al crear espacios comunes que, en vez de estar en los primeros pisos, como se ha hecho tradicionalmente, estén en los últimos.

Las personas que viven en departamentos a gran altura pueden disfrutar constantemente de las vistas, pero los que habitan más abajo no pueden aprovechar la altura de su edificio. Y la mayoría de las veces las áreas comunes se encuentran en el primer o segundo piso, con vistas no tan espectaculares.

Es por esto que en Norte Verde nos planteamos crear espacios comunes en altura, donde las personas puedan ver la ciudad como si estuviesen sobre un cerro. Salones gourmet con vista panorámica, azoteas con espacios para hacer picnic e incluso un puente de doble altura con gimnasio y lounge para disfrutar los días desde las alturas.

Y lo más importante: pueden hacerlo en comunidad, compartiendo con sus amigos y vecinos.