Una “Nueva Mirada” para la arquitectura chilena

 
El mundo inmobiliario muchas veces parece caminar de un modo independiente a las necesidades de las personas y los barrios. En este contexto, surge una nueva propuesta, una postura consciente, que busca replantear la forma en que vivimos las ciudades a un precio justo: nace el concepto de Una Nueva Mirada que queremos compartir en la voz de algunos de sus principales protagonistas y que forman parte del equipo de Norte Verde:

El mundo inmobiliario muchas veces parece caminar de un modo independiente a las necesidades de las personas y los barrios. En este contexto, surge una nueva propuesta, una postura consciente, que busca replantear la forma en que vivimos las ciudades a un precio justo: nace el concepto de Una Nueva Mirada que queremos compartir en la voz de algunos de sus principales protagonistas y que forman parte del equipo de Norte Verde:

Para Roberto Bascuñán, Ingeniero Civil y Gerente general, el concepto de Una nueva Mirada busca lograr hacer edificios a escala más humana con una arquitectura de alto estándar en diseño y calidad, a un valor que sea alcanzable para todos.

                                 Croquis fundamento del proyecto Ñuñoa Design

Nosotros trabajamos para lograr estar orgullosos de los edificios que hacemos y que represente algo en la comuna o en el barrio en el que está.

La idea es que un edificio sea capaz de generar un barrio vertical y que ese barrio sea aprovechable por un grupo de personas que viven y comparten un mismo espacio edificado, en un entorno bien comunicado, cercano a servicios que facilitan la vida diaria, pero que no suelen contar con zonas verdes en los alrededores. Es decir, poder contar con  un lugar de esparcimiento, desde el cual compartir con vecinos, en un edificio de baja densidad…

De qué hablamos cuando hablamos de barrio vertical

Lo que nosotros proponemos con barrio vertical es que un grupo de vecinos, que viven en un ambiente determinado, puedan crear comunidad. Cuando son edificios muy grandes se pierde el concepto de barrio…se produce un efecto similar al de dejar de vivir en un pueblo e irse a una gran ciudad, entonces se pierde esa conexión en dónde todos se conocen, todos son amigos, todos se cuidan y en donde la vida es más entretenida y segura …eso es lo que queremos lograr con nuestros barrios verticales. En nuestros edificios de baja densidad, que quiere decir que son de pocos pisos y por lo mismo, con pocos departamentos, es posible que la gente pueda interactuar y conocerse, se hace posible crear comunidad y tener una mejor calidad de vida. Hay un tema de escala que para nosotros, es trascendente, por lo mismo proponemos una cantidad máxima de departamentos que consideramos son suficientes para que todos se conozcan y puedan tener una día a día de calidad.

                                  Croquis fundamento proyecto “Ñuñoa Vida”

 

En tanto Francisco Bascuñán, arquitecto y director ejecutivo, se remitió a la génesis del concepto de la Nueva Mirada, haciendo hincapié a través de su declaración que este concepto es más que un slogan, es un compromiso que viene a referir la idea por la que trabaja el equipo:

“Norte Verde nace como una oficina de arquitectos y aunque se desarrolla como todas las inmobiliarias, con la ayuda y el desarrollo de gente especializada, el hecho de que haya nacido en una oficina de arquitectura significa que en su gen ya viene el diseño como un bien preciado y que, al mismo tiempo, no vemos los edificios como un producto para poder vender más departamentos o que quepan más departamentos en un terreno, sino como una expresión de nuestro arte para la ciudad: nace desde ahí, aunque también es cierto que para que perdure en el tiempo y se sostenga, necesitamos que además de seruna expresión de arte, también sea rentable.

En ese sentido Norte Verde es un equilibrio: nosotros nacemos desde esa cuna de diseño y vamos avanzando a ese destino de poder expresar lo que nosotros queremos manifestar en la ciudad, ese es nuestro nacimiento, desde ahí viene nuestra nueva mirada y creo que es una mirada  que muchos tienen, pero que no siempre han podido expresar porque no siempre los artistas tienen don para hacer un buen negocio, ni las personas que hacen buenos negocios tienen la sensibilidad para expresar su arte. En este caso Una Nueva Mirada es poder lograr una hermandad entre ambos mundos y tener la oportunidad de desarrollar una nueva mirada más profunda entre diseño y negocio inmobiliario, creando una armonía entre el área de negocio y el área de diseño, en una relación de respeto.”

Sobre cómo se desenvuelve la Nueva Mirada en el mundo inmobiliario

Francisco Bascuñán nos cuenta de cómo es posible seguir trabajando con pasión, con principios y seguir construyendo edificios que buscan mejorar la  experiencia de quienes los habitan:

“Nosotros venimos del mundo del diseño, la arquitectura y el urbanismo. Muchos de nosotros somos urbanistas, trabajamos en planos reguladores, en universidades, hacemos publicaciones, venimos de un ámbito muy académico, entonces nos sorprendió mucho cuando entramos al ámbito inmobiliario, la reticencia que hay de la gente hacia las inmobiliarias, en donde son vistas como una máquina que va demoliendo la ciudad y nosotros la verdad es que lo vemos desde una perspectiva distinta.

Nosotros tenemos la firme convicción de que la ciudad no debe seguir comiéndose el territorio que existe. Si bien la ciudad requiere crecer por densidad, necesitamos organizarnos, hacer edificios que sean más eficientes y no ir comiéndonos territorios en donde depredamos árboles, bosques en donde viven animales y otros seres que viven en este planeta, para hacer ciudad de la forma más ineficiente que existe…si piensas en alguien que se compra una casa en la periferia de la ciudad, a veces se tarda dos horas en llegar a su trabajo y dos horas de vuelta, por lo tanto, fuera del gasto de combustible que implica, la contaminación en la que se traduce para el medio ambiente, y el tiempo robado a esa persona, no tiene sentido.

Las inmobiliarias como la nuestra, somos recicladores de terrenos, nosotros vamos reciclando espacios que están envejecidos, que están abandonados, que pertenecían a una zona industrial, para, en ese ámbito, proponer una nueva forma de habitar no en edificios que sean absurdos, que uno tenga que esperar 5 minutos o más un ascensor o que esté desconectado del resto, un edificio que esté bien conectado y en donde se pueda construir una comunidad de personas dentro, a través de lugares de esparcimiento y espacios para la comunidad, donde puedan juntarse y trabajar, un edificio que cuenta con el equipamiento necesario para las comunidades del futuro, ese es nuestro deseo y lo voy a decir subrayado: los edificios deben considerar y los nuestros consideran espacios y equipamientos para nuestras mascotas,  ya sea en ascensores, o lugares destinados para que se puedan bañar y puedan también relacionarse, sin que sus dueños deban tenerlos encerrados o se sientan urgidos por tenerlos en un edificio. Nosotros creemos en una comunidad abierta, no sólo proponemos espacios verdes, también integramos las mascotas  y esperamos aportar a que las comunidades sean más transparentes, unidas y sinceras.

                                          Talleres de Arquitectura. La Serena

                                        ADN proyecto Brasil 691, Barrio Brasil

También nuestro creativo Hermes Drago habló de cómo se conceptualizó Una Nueva Mirada:

“El concepto de Una Nueva Mirada nace cuando me llaman de Norte Verde y al enfrentarme al nombre de la marca, pensé que el Norte en Chile no es verde y entonces eso tiene que ver con un significado diferente y así fue que encontré que hablar de Norte Verde es ofrecer una nueva mirada de las cosas, proponer un Norte Verde, entendiendo que no es verde, entonces calzaba perfecto: dar potencia a la idea de que están haciendo las cosas de una forma diferente al resto. Norte Verde busca ser diferente en su arquitectura, no ser invasivo en la ciudad si no que crear una arquitectura pensada desde y para la gente tiene que ver con el concepto de Una Nueva Mirada.”

Norte Verde es un grupo de personas comprometidas con lo que hace, desde ese lugar habló  Marcela Rosende, encargada de marca y experiencia:

“Norte Verde busca tener un espíritu colaborativo y que permita acceder a una nueva experiencia.  Finalmente el desarrollo de todo lo que hacemos siempre está enfocado a una nueva experiencia no es ser solo una marca, sino que nuestra marca represente una idea potente que otorgue un beneficio a la sociedad, que esté por sobre los paradigmas del mercado y de la industria; que funcione como una experiencia y que se pueda hacer una lectura al entrar a uno de nuestros edificios o desde las redes sociales y entender que hay un pensamiento e ideas nuevas y que principalmente somos amigos de esas ideas nuevas, de los que parten, de todo lo que en un principio puede parecer extraño pero que plantea una novedad, nosotros nos manifestamos a favor y con entusiasmo respecto a eso, somos colaborativos, tenemos un espíritu bastante humano como equipo y esperamos que eso se expanda y se vea reflejado en lo que hacemos…lo que buscamos es que lo que hacemos sea tan amigable con la sociedad y con el medio ambiente que sea evidente nuestro compromiso y se sienta que esto es real.

Hacer comunidad implica más que hacer un edificio, detrás de cada proyecto hay una configuración social y colaborativa que permite que un barrio se arme a través del edificio, pero la arquitectura viene antes de la forma, viene de una cuestión más humana, podríamos decir que es producto de una arquitectura social y esperamos construir unidades urbanas que tengan este sistema nuclear y funcionen como un mini ecosistema.

En Norte Verde trabajamos de corazón, con mucha convicción y compromiso porque sabemos que lo que estamos haciendo representa un beneficio a la sociedad y a la comunidad por lo que pensamos que esto va a crecer y pueden todos llegar a ser parte de esta nueva mirada.”

En definitiva, Norte Verde viene a cambiar el discurso, siendo honestos, sinceros, directos, mostrando sus fortalezas y promoviendo una invitación a toda la comunidad para ser parte de una nueva forma de vivir la ciudad, con calidad de vida y con conciencia urbana.

 

Escrito por: Andrea Peña